Artículo patrocinado:

Cada día se producen más robos en viviendas y la seguridad de nuestras casas se vuelve una tarea de principal importancia en nuestras vidas. Elegir un sistema de alarmas para viviendas no es tarea fácil y puede generar algunas dudas, sobre todo sino conoces que tipo de alarmas existen.

Fundamentalmente existen dos tipos:

– Alarmas conectadas a una Central Receptora: Transmiten la señal de alarma a través de la línea telefónica fija o GSM a una Central Receptora en la que, una vez verificada por operadores especializados, se comunica a la Policía para que intervenga.

– Alarmas que funcionan en modo local: No tienen comunicación, cuando el equipo detecta una presencia extraña, simplemente se activa la sirena en la vivienda o negocio y el cliente no recibe ningún aviso.

Elegir una de ellas dependerá de las necesidades de vigilancia y protección que queramos para nuestro hogar, pero sin duda recomendamos el uso de las alarmas conectadas a una central receptora. ¿Por qué?  En el exterior de la vivienda es obligatorio colocar unas placas disuasorias indicando la existencia de la alarma. Los ladrones prefieren no robar en casas con alarma. En los casos en los que a pesar de tener alarma se producen robos, estos son más rápidos y se producen con menos destrozos, ya que los ladrones saben que en cualquier momento puede llegar la Policía.- Estadísticamente, es un hecho que el porcentaje de casas con alarma que sufren un robo es mucho menor que el de casas sin sistema de alarma que lo sufren. Además este tipo de alarma puede incorporar la videovigilancia, que sin duda es uno de los sistemas más efectivos a la hora de prevenir posibles robos.

Si quieres proteger tu vivienda y prevenir sustos adquiere un buen sistema de alarma. Y como este es una publicación de manualidades si te animas, podrías darle un toque diferente a tu nueva alarma. ¿Cómo? Podríamos recubrir la alarma con una caja de manera pintada a mano. ¿Te animas?