Para mantener la alfombra en buen estado es muy importante la rapidez para- borrar todo rastro de manchas que se produzcan en todo momento.

-Para el mantenimiento cotidiano, la aspiradora es la forma más común, pero a veces las manchas provocadas por la caída de líquidos, alimentos u otras sustancias hace que el aspirado no sea suficiente.
Manchas de huevo o de leche. Para eliminarlas realizando una mezcla con mitad de alcohol y agua y después frotar en sentido circular. Este líquido también nos sirve para el azúcar o el caramelo.
-Si la mancha es de té o café podemos aplicar una mezcla hecha con mitad de alcohol y vinagre.
-Si es de chocolate, debemos lavarla con un detergente neutro y enjuagarlo con alcohol.