¡Ya somos más de 700 mil usuarios únicos mensuales!.    Una publicación de hogarstyle.com
Blog de Manualidades
Artículos de la etiqueta: manualidad en tela

Sábanas bordadas a mano (II)

hello-kitty

En nuestro primer post, mencionábamos para empezar la importancia de elegir bien el tipo de tela para las sábanas y en la medida en que estés planeando bordarlas contemplar la sugerencia de que sean lisas.

Acto seguido, debías tomar las medidas de largo y ancho de tu colchón, sobre las que estimarás la cantidad de tela necesaria siguiendo las siguientes pautas. A las medidas que has tomado le tendrás que agregar 40 cm. al ancho, más el doble de la profundidad del colchón y 50 cm. de largo, sumándole también el doble de la profundidad del colchón.

Luego, agrégale un margen de 2 cm. para los dobladillos, si lo crees necesario (yo lo recomiendo para unja mejor terminación).

Para coser los dobladillos, tienes que dar vuelta y asentar un dobladillo doble de 1 cm. en cada uno de los lados largos; colócale alfileres, hilvana y finalmente, cóselos. Luego, da vuelta la tela y haz un dobladillo doble de 1,5 cm. en el borde inferior. Para asentar la tela, lo mejor es que la planches, sujétala con alfileres, hilvana y cose.

El dobladillo del borde superior de la sábana, lo consigues haciendo un dobladillo ancho en el borde superior, dando vuelta dos veces 5 cm. hacia el revés. Después, asiéntalo con la plancha, sujétalo con alfileres e hilvánalo al el dobladillo. Para coser el dobladillo superior, deberás hacerlo a máquina, utilizando una vainilla bien apretada; después quitarás los hilvanes y al planchar la sábana estará terminada.

Último paso a tu elección: elegir el estilo de bordado (podría ser punto cruz acerca del que hemos compartido varios posts) y el patrón de bordado de acuerdo al destino de las sábanas (los hay infantiles muy bonitos como el de la imagen que hemos tomado de facilisimo.com)

Sábanas bordadas a mano (I)

patron1

Estoy segura que os acordáis – por lo menos las más mayorcitas – de aquellos preciosos patrones de bordado que nuestras abuelas guardaban con prolijidad y esmero, con prolijos dibujos como la imagen que hemos extraído de telarastur.com. Hoy por hoy, utilizar algunos de ellos tiene su encanto y en algunos casos valor afectivo, pero lo cierto es que pueden descargarse de internet e imprimir con mucha facilidad.

Pero enfocándonos de lleno en el tema de hoyComo todos sabemos elegir sábanas para nuestras camas no siempre es un trabajo  sencillo, ya que  muchas veces hay que economizar o la tela con la cual están hechas no es de nuestro agrado.

Mi propuesta de hoy está a medio camino entre una idea romántica y una buena forma de economizar. En el primer caso, porque créeme que tiene lo suyo aquello de elaborar nosotras mismas algún juego de sábanas muy especial, por ejemplo el del ajuar de una novia, o las primeras sábanas de nuestro bebé.

Propongo confeccionarlas y bordarlas 100% por tu propia cuenta. Como primer paso debes escoger la tela que desees. Si estamos pensando en bordarlas, que es lo más probable, te aconsejo que sea lisa, o por lo menos contempla combinar estampado con una parte liza para bordar.

Cuando la tengas, llegó el momento de  tendrás que calcular la tela que vas a utilizar; para ello deberás comenzar por medir el largo y el ancho de tu colchón. Esa será la medida de referencia para la cantidad de tela que vas a comprar, sumadas por supuesto, las piezas de tela necesarias para las fundas de las almohadas que sueles utilizar.

En el próximo post detallo paso a paso las etapas a seguir para completar esta manualidad tan especial.

Manteles individuales: mesas con estilo propio (II)

manteles2

Antes de seguir adelante, te invito a releer la primera parte de esta propuesta, con el fin de que continúes trabajando exactamente en el punto donde habíamos terminado. Te recuerdo que la idea es confeccionar unos individuales muy personalizados, que incluyan pequeños diseños en punto de cruz.

Llegó el momento ahora, de cortar el friso en tela para punto cruz. Sus medidas deben ser de 10 cm de alto por 50 cm de ancho. Te propongo el diseño que puedes ver en la imagen de portada. La idea es que puedas imprimirlo o sustituirlo por alguno que se adapte más a la situación en que hayas elegido estrenar esta manualidad; por ejemplo si fuera un cumpleaños infantil, deberías usar motivos afines.

Una vez determinado el diseño, tienes que copiarlo  con carbónico lavable a la tela y posteriormente deberás proceder a bordarlo a 3 cm de alto. Ten la precaución de que cada punto cruz represente un cuadradito de la retícula dada; borda el motivo sobre un bastidor con hilo perlé de tres hebras.

Para el armado, sobre una superficie lisa, coloca la faz del lado reverso del individual con el revés a la vista; superpón las piezas de guata y, a continuación, la faz superior de la tela con el derecho a la vista. Hilvana todas las capas juntas. Realiza un orillo de 1 cm. en el margen inferior del friso bordado; cose con pespunte sobre el individual. A continuación efectúa el ribete con una tira al bies de 1,70 m. de largo.

Manteles individuales: mesas con estilo propio (I)

diseno-individual1

Optar por manteles individuales o por un mantel general, es una decisión que involucra muchos factores que no pasan precisamente por la formalidad de la ocasión. He visto mesas finísimas tendidas con individuales y con manteles grandes y otras muy informales (pero igualmente bien dispuestas) que contemplan ambas modalidades.

Por ello, he pensado hoy en proponerte realizar una manualidad que agregará un toque especial a una mesa tendida con individuales: el hecho que los hayas hecho personalmente tú.

Antes de comenzar te aconsejo “visualizar” la mesa que vas a querer lograr. Pensar el diseño y color de los manteles, en armonía con los elementos que ya tengas para decorar o con los que piensas adquirir. Recuerda que el buen gusto puede pasar tanto por combinaciones de colores que sean matices de una misma gama, como por hábiles contrastes. Esto último incluye la posibilidad de combinar con acierto algunos estampados con lisos.

Los individuales que te propongo hoy, cuentan además algunos detalles realizados en punto cruz (en la imagen están simbolizados como caritas, pero puede ser el diseño que tú elijas) lo que es sencillo de hacer y le da un toque delicado a cada uno.

Como primer paso debes cortar sobre la tela base elegida para el trabajo,  2 rectángulos de esquinas redondeadas de 35 cm. de alto por 50 cm. de ancho. Corta, además, las mismas medidas sobre una pieza de guata.

(Continuará)

Porta biberón, manualidad en tela (II)

porta-biberon

He aquí la segunda y última parte de esta manualidad, cuya lista de materiales compartíamos en un post anterior. Para hoy, paso a paso, relatamos cómo confeccionar un precioso porta biberón.

Construcción de la pieza

Corta dos rectángulos de tela estampada y 2 en guata (esto es para el cuerpo), 2 fondos en tela y 1 en guata (esto es para el fondo). Además, corta 2 tiras de 5 cm. de ancho por 22 cm. de largo (aros para que el bebé sostenga la mamadera). Puedes guiarte por la imagen de portada.

A continuación está listo para coser; enfrenta los derechos de las telas, superpone la guata, cose, deja un espacio para dar vuelta. Pon las piezas del derecho y termina a mano la abertura. Para armar los aros enfrenta los derechos de las tiras, cose, vuelve al derecho y rellena con vellón dejando 1 cm. libre en los extremos.

Cose a mano la costura. A 5 cm. del fondo y a 7 cm. de la boca de una de las piezas del cuerpo del porta mamadera ubica los extremos de las tiras orillo con orillo formando los aros. Para la terminación pespunta a máquina luego de que hayas ubicado todas las partes, ubica el fondo y cose el fondo. Vuelve al derecho.

A 2 cm. del margen superior y por el revés, pespunta en ambos márgenes la cinta al sesgado de modo de formar una dobladillo. Pasa por ella un elástico que frunza la boca del porta biberón a la medida del biberón.

Porta biberón, manualidad en tela (I)

biberon

Para hoy sumo otra propuesta de manualidades en tela, que, como seguramente te he comentado antes, son de mis favoritas, pues te permiten aprovechar cualquier resto de otros cortes, si eres cuidadosa y prolija al guardarlos.

Como recordarás hace poco tiempo atrás enseñé paso a paso cómo hacer un cambiador de bebé. Una buena idea, es, en la misma tela o con los mismos motivos, ir poco a poco armando el ajuar del bebé.

Pensando en ello, a lo largo de dos post, compartiré todo lo que necesitas saber para confeccionar un porta bibierón. Si sumas tu buen gusto y mucho amor en esta tarea, no dudes que te quedará un conjunto precioso. Como podemos ver en la imagen de leblogbebe.com, existen biberones de diversos tamaños y alturas. Si ya sabes cuál usa o usará el bebé, debes adaptar las medidas propuestas al mismo.

Comienzo hoy por compartir la lista de materiales que necesitas reunir.

Materiales

  • 25 cm. de género estampado de 90 cm. de ancho.
  • Un retazo de tela lisa de 5 cm. de ancho por 50 cm. de largo.
  • 10 cm. de elástico de 1 cm..
  • 2 piezas de guata de 23 cm. por 20 cm..
  • 50 cm. de cinta rosa y blanca (o celeste y blanca, de acuerdo a la expectativa).

En el próximo post, paso a paso te detallaré cómo proceder para confeccionar esta propuesta que puede ser un lindo regalo o formar parte del ajuar de tu propio bebé.

(Continuará)

Manualidades en tela: Bolsa para algodón

coser

Esta bolsa algodonera es muy útil para que tengas a siempre a mano algodón en el baño y a la vez, consigas tener organizadas las cosas en general; pero de hecho la puedes utilizar para lo que tú quieras.

  • Materiales

Un retazo de tela estampada de 35 cm. de alto por 90 cm. de ancho.
2 m. de puntilla de 3 cm. de ancho.
Un aro de madera.
50 cm. de cinta de raso.

  • Confección

Enfrenta los derechos de las telas de manera que hacia tí queden al revés. Coloca sobre ellas ( a manera de molde) un rectángulo de 35 cm. de ancho por 45 cm. de largo. Marca y corta.

Cose (como vemos en la imagen de flickr.com) la bolsa de manera que al hacerlo vayas redondeando los bordes de la base. Deja en los costados una abertura de 20 cm. con un dobladillo prolijo. Coloca el aro de madera en la boca de la bolsa; cose los extremos de las telas. Decora con la puntilla por todo el contorno y pespuntea.

Decora también como toque final con lo que tú desees; te doy algunas ideas por ejemplo apliques con figuras coloridas, un gran moño a tono con la tela de la bolsa, algunas flores naturales desecadas, etc.

Puedes variar el color de la tela para que se adapte al tono de color del baño.

Corazones de tela con lavanda

corazon

No tienes por qué resignar el aroma a naturaleza sólo al exterior de tu hogar. Aquella vieja costumbre de nuestras abuelas (por lo menos las de quienes vivíamos en el campo en la niñez) hoy por hoy ya no es antigua, sino diríamos romántica.

He aquí un paso a paso para que puedas realizar esta manualidad en telas con el diseño que más te guste.

Materiales (para cada unidad/corazón)

10 cm de tela del color y diseño que desees
10 cm de tul blanco
1 m de puntilla de algodón blanca (en realidad sobrará un poco)
80 cm de cinta bebé rosa
50 cm de cinta a cuadros rosa y blanca
25 g de lavanda
2 perlitas

Realización

Primero confecciona un molde en cartulina, con forma de corazón, dibujándolo con trazos lo más natural posible, tal como puedes ver en la imagen de flickr.com. Colocándolo sobre las telas antes mencionadas corta los corazones cuidando de dejar 0,5 cm para las costuras. Cose las partes dejando 3 cm sin cerrar. Coloca la puntilla de algodón todo alrededor dejando el mismo margen sin cerrar.

Por los tres cms mencionados, introduces flores de lavanda. Cierra la abertura.

Procede de igual forma para confeccionar el segundo corazón. Utilizarás la cinta bebé roja para realizar una moña en el centro de los corazones sobre la que coserás la perla blanca. Finalmente, ambos corazones van uno arriba del otro a lo largo de la cinta a cuadros, a la cual en la parte superior se le colocará una argolla lo más decorativa posible que será la parte apta pata colgar de un soporte, por ejemplo una percha en tu guardarropa.