Imagen de previsualización de YouTube

Un poco de origami, a través de una manualidad muy fácil pero realmente graciosa y creativa. Por supuesto: es más que oportuna para San Valentín, ideal para hacer un regalo super original pero de bajo costo.

Es que cuando la crisis nos “golpea” hay que poner en marcha otros mecanismos: los del ingenio, la creatividad y el buen gusto.

Este sencillo y original “corazón que late”, reúne todos esos requisitos, de modo que te invito a prestar atención, ensayarlo en un papel común y luego hacerlo en uno bien bonito: digno de ese ser que se ha adueñado de tu corazón y todo lo merece.