telas

En nuestro post anterior, comenzaba invitándote a conocer juntas paso a paso, los secretos de esta técnica y también te contaba cómo fueron mis primeros pasos en ella.

Uno de los primeros aspectos que llamó mi atención, fue la necesidad de organizar bien los materiales y áreas de trabajo. Eso fue subrayado muchas veces por la instructora en aquella primera clase a la que asistí: organizar y conocer bien mis herramientas (y eso incluye tener un espacio donde guardarlas) y organizar y conocer bien los insumos con los que trabajaré (telas e hilos) era como el primer paso obligado para esta actividad.

Se nos habló además de la importancia y necesidad de disponer de una mesa amplia y limpia, a buena altura (no tienes por qué tener un taller exclusivo para tus labores, aunque ese sea el sueño de casi todas nosotras) y que dicho espacio esté bien iluminado.

Acto seguido, se habló de la organización de las telas. No importa si son nuevas o usadas. Si comprar nuevas ya trata de comprar gamas de colores amigables (puede ser porque se complementen o porque sean opuestos). Si tienes muchas usadas hay que tenerlas limpias, planchadas y organizadas por tonalidades tal como puedes verlo en la imagen de crazymomquilts.com.

En el momento en que fluye la idea y estás a pleno eligiendo combinaciones, no puedes ponerte a limpiar telas, plancharlas etc. Todo debe estar allí, pronto,limpio y en orden. Te invito a estar atenta a los próximos posts.