marmol+verde

Hemos hablado en anteriores oportunidades de la importancia de dar una buena terminación a todo tipo de piezas fabricadas artesanalmente por uno mismo. Entre esas terminaciones se encuentra precisamente la que se llama acabado.

Por ejemplo en joyería, es una parte esencial de una buena terminación; te invito a releer un post que publicamos hace un tiempo en relación a este punto. Pero hoy abordaremos el tema de un modo más genérico, compartiendo con vosotros los pormenores de una técnica “hermana”de esta que se conoce con el nombre de falso acabado.

Se trata en este caso de pretender crear texturas que asemejen una superficie cualquiera, a un material más conocido; los más frecuentes maderas, piedras, mármoles y también se pretende a veces dar sensaciones de envejecimiento u oxidación de un material. El ejemplo que vemos en la imagen de viamarina, es un falso acabado que pretende parecer mármol verde.

Para responder a la pregunta de para qué se hace, basta con decir que la idea es embellecer una pieza, darle mayor autenticidad o simplemente restaurarla.

Si quieres aprender un poco más, será necesario asesorarse específicamente en relación al material sobre el que quieras realizar el falso acabado. Todo depende, pues las técnicas y materiales usados serán distintos en cada caso.